Vocación frustrada

Hace unos días, una amiga me preguntó que gustándome tanto como me gusta la música y el cine, como no me había decidido a estudiar algo relacionado con estas artes.

La verdad que esto, me lo he planteado y preguntado bastante a la largo de mi vida, porque no voy a negar que en cierto modo, me guste comprender (o creer que comprendo XD) como podemos comunicarnos en cuestión de segundos con el otro lado del charco, pero la verdad es que no me apasiona lo más mínimo.

Mis verdaderas pasiones en la vida son la música, el cine, la fotografía, las personas (la mente humana), mi familia y amistades y lo será en un fúturo, próximo o lejano, el amor de mi vida. Dejando de lado el tema de las personas, porque creo que estudiando psicología hubiera acabado loca perdida, la verdad es que me encantaría poder dedicarme a algunas de mis otras pasiones en la vida.

Supongo que si no me decidí por eso fue por desconfianza, y porque siendo sincera creo que me falta bastante de un requisito fundamental en esas materias. Considero que hay que tener mucha imaginación para eso y este no es precisamente mi punto fuerte. También se que la imaginación, como absolutamente todo en el ser humano, se puede desarrollar y que además tantos años de estudio de mi carrera me ha podido cuadricular la mente más de la cuenta.

Igual ya es demasiado tarde como para querer dedicarme a algo que no tiene nada que ver con lo que he estudiado, pero tengo muchas motivaciones para aprender y espero que al menos, aunque sea sólo como hobbie, algún día pueda aportar algo en ese mundo tan complicado.

Anuncios

Felicitación especial

Hoy es un día especial. Hoy, la persona que casi me tira al bate al traerme al mundo cumple años. Desgraciadamente no he podido estar con ella, pero espero pasar un fin de semana genial y celebrarlo con una buena barbacoa y un buen ponche de la risa. Esto último es imprenscindible ….

¡¡FELICIDADES!!

La peor sensación de todas

Me he dado cuenta que una de las peores sensaciones que alguien puede sentir en la vida es la sensación de impotencia. Cuando sientes que por mucho que te esfuerces, empeñes o hagas no vas a conseguir cambiar nada, que no está en tus manos, que no depende de ti. Cuando sientes que no puedes hacer nada para conseguir lo que quieres.

Lo peor de todo, es que supongo que muchas veces nos sentimos impotentes ante situaciones en las que realmente sí que puedes hacer algo, pero lo que ocurre es que no sabes qué.

Pero si algo me caracteriza es mi cabezonería. No me importa darme cabezazos contra un muro una y otra vez, y por eso sé que no me cansaré.

Aubesponja

Si os preguntaran con que objeto os sentís identificados, ¿qué responderiáis?

Planteo esta pregunta porque hace tiempo me vengo sientiendo identificada con una esponja. Sí, habéis leído bien XD

Me he dado cuenta que últimamente estoy super receptiva con mi entorno y las personas que me rodean. En cada momento, voy absorbiendo todo lo que ocurre y todo lo que la gente hace o dice para después, cuando ya no soy capaz de absorber más, achuchar un poco mi interior, deshechar las sobras, y quedarme solo con aquello que me aporte algo positivo y me enriquezca en algún sentido. Y después, a seguir nuevamente con el proceso de absorción.

Sí, soy toda una Aubesponjita XDD

Hoy he pensado que …

… si se pusiera la misma pasión, empeño, entrega, ganas, tiempo, dinero,… que tantísima gente pone en el fútbol en algo más productivo, el mundo podría ser mucho mejor : )

No, no odiarme, forofos del fútbol. En el fondo sabéis, que tengo razón XD

Maldita dulzura la nuestra

Hablemos de ruina y espina,
hablemos de polvo y herida.
De mi miedo a las alturas,
lo que quieras pero hablemos.
De todo menos del tiempo,
que se escurre entre los dedos.

Hablemos para no oírnos,
bebamos para no vernos.
Y hablando pasan los días,
que nos quedan para irnos,
yo al bucle de tu olvido,
tú al redil de mis instintos.

Maldita dulzura la tuya.
Maldita dulzura la tuya.
Maldita dulzura la tuya.

Me hablas de ruina y espina,
me clavas el polvo en la herida.
Me culpas de las alturas
que ves desde tus zapatos,
No quieres hablar del tiempo,
aunque este de nuestro lado.

Y hablas para no oirme,
y bebes para no verme.
Y yo que callo y rio y bebo,
no doy tregua ni consuelo.
No es por maldad lo juro
es que me divierte el juego.

Maldita dulzura la mía.
Maldita dulzura la mía.
Maldita dulzura la mía.

Maldita dulzura la nuestra.

Dicen que la vida es …

…corta, ¿o es larga lo que dicen? En realidad yo creo que como todo en esta vida, esto es relativo. La vida es larga porque tan solo aprovechamos un mínimo porcentaje de todo lo que nos aporta.

Yo pertenezco a esa clase de personas curiosas a las que les gusta hacer un poco de todo y muchas veces me agobia pensar que no tendré tiempo suficiente para hacer y vivir todo lo que me gustaría. Porque una tiene responsabilidades y una no puede ver todas las películas y series que quisiera, leer todos los libros que le esperan impacientes, escuchar toda la música que merezca la pena oír, conocer todas las personas increíbles y visitar todos los lugares maravillosos que existen, ir a los conciertos de todos sus grupos favoritos, ver grandes obras de teatro, ni aprender todo aquello que le interesa.
O incluso disfrutar de todas las nuevas posibles aficiones que estén por descubrir. De verdad, ¿no os agobia?

Para mí, la vida sin lugar a dudas es demasiado corta, al menos comparándolo con todo aquello que se podría llegar a hacer en el mundo. Entonces, solo nos queda elegir sabiamente entre nuestras posibilidades qué queremos hacer y con quién queremos compartirlo. Y sobre todo, y aún más importante, saber apreciar y disfrutar lo que hacemos en cada momento.

Y creo que no hay una canción mejor que esta, para reflexionar sobre el paso del tiempo y la brevedad de la vida.

There are twenty years to go
And twenty ways to know
Who will wear,
Who will wear
The hat.

There are twenty years to go,
The best of all I hope.
Enjoy the ride, the medicine show.

And thems the breaks for we designer fakes.
We need to concentrate on more then meets the eye.

There are twenty years to go,
The faithful and the low.
The best of starts, the broken heart, the stone.
There are twenty years the go,
The punch drunk and the blow.
The worst of starts, the mercy part, the phone.

And thems the breaks for we designer fakes.
We need to concentrate on more then meets the eye.
And thems the breaks for we designer fakes.
But it’s you I take ‘cause your the truth not I.

There are twenty years to go.
A golden age I know.
But all will pass, will end to fast, you know.

There are twenty years to go,
And many friends I hope.
Though some may hold the rose some hold the rope.

And that’s the end and that’s the start of it.
That’s the whole and that’s the part of it.
That’s the high and that’s the heart of it.
That’s the long and that’s the short of it.
That’s the best and that’s the test in it.
That’s the doubt, the doubt,
The trust in it.
That’s the sight and that’s the sound of it.
That’s the gift and that’s the trick in it.
You’re the truth not I.